miércoles, 24 de diciembre de 2008

Nochebuena


Desde un día frío por fuera pero muy cálido por dentro, para todos mis amigos, FELIZ NAVIDAD
*
***
******
**********
***************
******************
**********************
*************************
*****************************
********************************
***********************************
(( Este gato estaba en el Hope, pero no me he podido resistir a la tentación de traerlo a casa. Mirar qué contento está. Para todos los que todavía no lo conozcais, pasaros por el Hope ))

Navidad de Forges ...

Forges es genial. También en navidad.

viernes, 19 de diciembre de 2008

Farenheit 451


A veces unas cosas llevan a otras y una va caminando por senderos que no esperaba volver a recorrer. Una conversación telefónica me ha traído estos días el recuerdo de un libro y una película que, aunque siempre han estado ahí, parecían olvidadas. Se trata de "451 Farenheit", otra obra maestra de mi adorado Ray Bradbury.


Una sociedad que, lejos de leer libros, los quema. Y para quien ama la literatura, esta utopía se convierte en algo sobre lo que pensar muy seriamente, pues no es muy descabellado que algún día lleguemos a vivir en una sociedad como la que plantea Farenheit, con una cultura audiovisual dirigida por el poder y la total prohibición del pensamiento y las emociones que suscita el arte.



François Truffaut obró el segundo prodigio: convertir la insuperable novela en una película estupenda. Y vaya si lo consiguió. Aunque los efectos especiales dan risa, la película sigue siendo una obra maestra. Y Julie Christy está guapísima.


Farenheit: un libro y una película donde los libros son los protagonistas.

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Adios, Soseki



Hoy un amigo me ha hablado de un gato. De un gato que ha muerto. Un gato famoso que pertenecía (o mejor dicho, se dignaba compartir sus días) a Fernando Sánchez Dragó.

El gato se llamaba Soseki.

La noticia me ha impresionado, así que he buscado en las páginas de la poderosa red alguna información sobre él. Recomiendo a quien desee saber más que visite el enlace de El Mundo, del que he rescatado las fotos.
Contiene poemas, epitafios y reflexiones de escritores amigos de Fernando. También de él mismo, que manifiesta que está preparando una obra sobre Soseki.


Murió por accidente: se ve que el gato estaba jugando, como suelen hacen todos los gatos, y se cayó por el hueco del montacargas. Los gatos, sobre todo cuando son jóvenes, son como los niños: imprevisibles y traviesos, inocentes y despistados.

Para una amante de los felinos como yo es comprensible el dolor y la tristeza por haber perdido a uno. Los gatos con su belleza llenan los días grises y con su calma ayudan a que amainen las tormentas del corazón.

Copio unas palabras del blog de Fernando:






"Soseki ya tiene epitafio. Se lo ha puesto un lector de este blog: Koshinga. Dice: 'Requiemcat in pace'. (Ojo: no 'requiescat', sino 'requiem y cat').
El resto es silencio."



Douglas Spaulding

Hace unos días Manuel Vicent, entrevistado por Pepa Fernández, dijo que "la literatura es la memoria fermentada por la imaginación". A mí me gustó la frase; creo que es muy cierta. Por lo menos, así sucede con mi libro favorito. Ray Bradbury no ha escrito una novela autobiográfica, pero estoy segura de que mucho de Douglas está en el propio escritor. Y la magia de la lectura hace que conectemos con todo eso que él nos ha transmitido.
¿Quién no se ha sentido identificado alguna vez con un personaje de novela? A través de cualquiera de ellos ellos he vivido tantas vidas, he muerto tantas veces, he viajado a lugares insospechados, a otras épocas, a otros aspectos de la realidad o de lo que es puramente fantástico... una vida "virtual", pero más que hecha de imágenes, construída sobre los sentimientos. ¿No llegan las palabras directamente al corazón?

Hay días en los que me llamo Douglas Spaulding. Hoy es uno de esos días.

jueves, 11 de diciembre de 2008

Café Hope


Si la casa se te echa encima,

si no tienes un amigo a quien contárselo,

si tienes más ganas de llorar que de reir,

si todo te aburre más de lo que puedes soportar,

si te miras al espejo y no te reconoces ...


sal a la calle

busca un wifi

y déjate caer por el café Hope.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

lunes, 1 de diciembre de 2008

Las chanclas de Teresa



Este cuento ya lo publiqué en el blog, más o menos por el mes de junio. Pero cuando lo publicaron en la Voz en el verano pasado le cambié el final por otro más amable. Como lo he metido en el blog de escritores (y he estado trasteando con las fotos), he decidido dejarlo por aquí también.


He añadido fotos nuevas (seguro que la sirena no pasará inadvertida a los chicos). Las sirenas de aquella vez también causaron estragos, ¿verdad, Jorge?. Todo lo contrario que mi foto de la Voz... ¿habeis visto qué cara de tontaina he sacado? Pues sí, soy un hacha enviando fotos a las revistas.

A ver si esta historia nos acerca un poco el largo, cálido y lejano verano. Espero que os guste el cambio.

El enlace al blog de escritores:

Las chanclas de Teresa

Las compró en una tienda de baratijas que había enfrente de la playa. Unas chanclas del número 41 para una chica de 17 años. No era su costumbre ir sola a la playa, pero esa mañana de julio decidió que era una lástima pasarse todo el día estudiando en la biblioteca. Y sin decirle nada a nadie, cambió los libros y cuadernos por la toalla y el bronceador.
Pero olvidó las playeras, por eso compró aquellas, a rayas azul marino y blancas, que no le gustaban demasiado. El bikini, blanco con lunares rojos, lo llevaba debajo de la ropa. Se sentía contenta y audaz mientras esperaba el autobús y pensaba que era una suerte vivir en una ciudad con mar, aunque aquel verano había suspendido tres asignaturas y tenía que preparar sus exámenes.


Llegó a la playa y extendió su toalla en una parte alejada y tranquila, protegida del bullicio por unas rocas. Se quitó el sujetador y se echó crema. Después se puso los cascos de su mp4 y se tumbó a tomar el sol. Se quedó dormida y soñó que era una sirena y en sus cabellos se enredaban las estrellas de mar. Una de ellas no quería desprenderse de sus dedos, haciéndole cosquillas. Se despertó sobresaltada y decidió ir a nadar, así que caminó descalza hasta el agua, pero a medio camino tuvo que regresar para ponerse sus chanclas: la arena le quemaba demasiado la planta de los pies.
Se descalzó en la orilla, justo en ese punto en el que la arena está húmeda pero no mojada. Dejó allí las chanclas y entró en el mar. El agua estaba fresca, tan clara y transparente que podía ver en el fondo bancos de peces casi invisibles y viscosas algas que evitaba pisar.
Pasó una hora. El viento, como un gato travieso, empezó a dar zarpazos de arena a las chanclas, que permanecían fieles esperando a su dueña. Pasaron más horas y el horizonte se volvió malva y el azul del mar se oscureció como un enorme párpado en el rostro de la noche. Después subió la marea y las olas empezaron a exigir tesoros a la tierra. Así, las chanclas fueron atraídas por las olas. Primero se quedaron flotando en la orilla. Después desaparecieron.
Se decía que aquella playa era peligrosa. Que tenía fuertes corrientes, como ríos que siguieran cauces misteriosos dentro del mar. Era necesario bañarse con precaución. Decían ..., no, prefiero no contar nada más, porque a veces la gente dice muchas cosas, quizás sin mala intención. Además, una chica joven y buena nadadora no tenía por qué tenerle miedo al mar.
Aquel día ella había cumplido su sueño: era una sirena y en sus cabellos se enredaban las estrellas y las algas.



Mi sobrina Teresa (ocho años, ojos de color caramelo y una insana pasión por escuchar historias) me mira con tristeza.
—¿Qué pasó con las chanclas?
—Después de viajar de aquí para allá por la superficie del agua, el mar las rechazó. Se obstinaban en permanecer juntas, esperando a su recién estrenada propietaria. Aunque las sirenas no necesitan calzado. Y a ella no le gustaban especialmente. Sólo las había comprado para salir del paso en una pequeña tienda enfrente de la playa.
—¿Y la chica? —Teresa está a punto de llorar, pero, antes de que pueda responderle, la vemos salir del agua. Largas piernas, pies grandes, bikini blanco con topos rojos y una estrella de mar brillante enredada en su cabello. Se pone las chanclas haciendo un guiño a mi sobrina y, caminando despacio, se pierde entre las rocas.
—¿Quieres un helado de fresa? —le pregunto, pero ya sé que me va a decir que sí.


Toñi Sánchez Verdejo
Albacete, 10 de junio de 2008

martes, 25 de noviembre de 2008

Ser modelo tiene que ser duro ...

Estaba mirando todas estas fotos de gente guapísima y me preguntaba si alguno de ellos tendrán complejos, o problemas o penas como tenemos los humanos "normales". Se me ha ocurrido qué podrían estar pensando mientras les hacen las fotos.

¿Alguien quiere jugar conmigo? Pues nada. Espero vuestros comentarios.

nº 1 - Beckam: Horas y horas en el gimnasio sacándome la "tableta de chocolate" para anunciar unos putos gayumbos ... ¡Ay! A mí lo que me apetece es tumbarme en el sofá y hartarme de cerveza, a lo Homer Simpson ...
nº 2 - Claudia: Ya verás tú el gatuzo feo éste como me dé un arañazo en el morro... lo mismo pierdo el equilibrio en esta postura tan fashion que tengo y me doy un morrazo de tres pares de narices. Lo que tenemos que hacer las pobres modelos ¡¡Qué vida tan dura!! Por no hablar del régimen que tengo que llevar para estar tan finústica... Con lo güenas que están las morcillas... y los chorizos... o si no una fabada asturiana... ¡ayyyyyy!


nº 3 - La guapa del vestido rosa: ¿Me subes la cremallera, por favor? Que aquí hace un frío de la hostia y yo con estos tules tan bonicos, pero que no abrigan náaaaaaaaa.

sábado, 22 de noviembre de 2008

Jacek Yerka, surrealismo y sueños

Alguien me ha enviado un correo con algunos de estos cuadros increíbles. La belleza y la imaginación son evidentes. He buscado algunas imágenes para este vino de diente de león. Y aquí están. Espero que las disfrutéis.











No hay palabras ¿verdad? O sí ... sólo dos: Im-presionantes.

jueves, 20 de noviembre de 2008

Lady Mermelada


Una rubia de cabello largo, piernas vertiginosas y abrigo de piel de marmota sale de los juzgados caminando en equilibrio sobre sus taconazos de diez centímetros. Dos hombres que van a entrar en ese momento la observan pasmados, haciendo esfuerzos por no volver la cabeza mientras se cruza con ellos. Con admiración, uno le pregunta al otro:
—¿Y ésa …?
—Es Lady Mermelada… ¿no has oído hablar de ella?
—¿La abogada que tiene loco al juez Gorila? Ahora me lo explico todo. ¡Esa tía está buenísima!
—Dicen que cuando sube al estrado el juez babea… Y hace lo que quiere con él: la condena, la fianza, todo lo decide ella.
—¿Y será verdad que le dicen lady Mermelada porque …
En ese momento el juez Gorila pasa junto a ellos. Lleva una mancha bien visible de mermelada de fresa en el pantalón.

lunes, 17 de noviembre de 2008

¿Es el infierno exotérmino o endotérmico?


Seguro que lo conocíais ya, pero lo he encontrado en internet y no me resisto a ponerlo...



La siguiente pregunta fue hecha en un examen trimestral de química en la Universidad Complutense de Madrid. La respuesta de uno de los estudiantes fue tan 'profunda' que el profesor quiso compartirla con sus colegas, vía Internet; razón por la cual podemos todos disfrutar de ella.

Pregunta: ¿Es el Infierno exotérmico (desprende calor) o endotérmico (lo absorbe)?

La mayoría de estudiantes escribieron sus comentarios sobre la Ley de Boyle (el gas se enfría cuando se expande y se calienta cuando se comprime).

Un estudiante, sin embargo, escribió lo siguiente:

'En primer lugar, necesitamos saber en qué medida la masa total del Infierno varía con el tiempo. Para ello hemos de saber a qué ritmo entran las almas en el Infierno y a qué ritmo salen. Tengo sin embargo entendido que, una vez dentro del Infierno, las almas ya no salen de él. Por lo tanto, no se producen salidas. En cuanto a cuántas almas entran, veamos lo que dicen las diferentes religiones: la mayoría de ellas declaran que si no perteneces a ellas, irás al Infierno. Dado que hay más de una religión que así se expresa y dado que la gente no pertenece a más de una, podemos concluir que todas las almas van al Infierno.

Con las tasas de nacimientos y muertes existentes, podemos deducir que el número de almas en el Infierno crece de forma exponencial.

Veamos ahora cómo varía el volumen del Infierno: según la Ley de Boyle, para que la temperatura y la presión del Infierno se mantengan estables, el volumen debe expandirse en proporción a la entrada de almas.

Hay dos posibilidades:
1. Si el Infierno se expande a una velocidad menor que la de entrada de almas, la temperatura y la presión en el Infierno se incrementarán hasta que éste se desintegre.

2. Si el Infierno se expande a una velocidad mayor que la de la entrada de almas, la temperatura y la presión disminuirán hasta que el Infierno se congele.

¿Qué posibilidad es la verdadera?

Si aceptamos lo que me dijo Ana en mi primer año de carrera ('hará frío en el Infierno antes de que me acueste contigo'), y teniendo en cuenta que me acosté con ella ayer noche, la posibilidad número 2 es la verdadera y por tanto daremos como cierto que el Infierno es exotérmico y que ya está congelado.

El corolario de esta teoría es que, dado que el Infierno ya está congelado, ya no acepta más almas y está, por tanto, extinguido dejando al Cielo como única prueba de la existencia de un ser divino, lo que explica por qué, anoche, Ana no paraba de gritar '¡Oh, Dios mío!'.

Dicho estudiante fue el único que sacó sobresaliente.

(( Está claro que todo el mérito es de Ana ))

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Un poco de corazón


Hoy me ha conmovido la historia de Hannah Jones. Mi opinión es que todos tenemos derecho a decidir nuestra muerte cuando las condiciones de vida se convierten en algo realmente penoso. Sólo cada uno sabe de la dimensión de su sufrimiento. Y es muy respetable y admirable a la vez. Hannah es una niña, pero nadie negará que tiene criterio para expresar su deseo.

Copio la noticia del Pais, porque no quisiera perderla.
Si alguien quiere saber más que pinche:


"Hannah Jones tiene sólo 13 años pero la madurez de un adulto y es capaz de decidir entre la vida y la muerte. Así se lo han reconocido, tras más de un año de controversias, los médicos que querían obligarla a someterse a un trasplante de corazón para prolongar su vida. Ella no quiere, y al final se ha impuesto su voluntad sobre la de los especialistas.

Hannah padece una extraña forma de leucemia desde los cinco años. Para parar el cáncer, fue sometida a una brutal cura de quimioterapia que acabó provocándole un agujero en el corazón. El año pasado le implantaron un marcapasos, pero su corazón ya no aguanta. La única solución es someterla a un trasplante. Y ella no quiere. La intervención no le garantiza la vida. Dentro de 10 años tendría que volver a ser trasplantada y, entretanto, los medicamentos que tendrían que suministrarle para evitar un rechazo del nuevo órgano amenazan con reavivar la leucemia. Hannah prefiere arriesgarse a seguir como está ahora y resignarse a morir en casa, en Marden, al oeste de Inglaterra, rodeada de su familia, cuando llegue el momento. Sus padres la apoyan y aseguran que apenas han influido en su decisión."

lunes, 10 de noviembre de 2008

Eloy Sánchez Rosillo en Albacete






Invitado por la Universidad de Castilla La Mancha en su ciclo "5 poetas en otoño" hemos tenido el privilegio de recibir al poeta murciano Eloy Sánchez Rosillo. El jueves estuvo dando una conferencia en la Facultad de Humanidades y el viernes dió una charla en el I.S.B. de Chinchilla "Cinxella" como clausura de unas jornadas poéticas que ha impartido nuestro amigo y poeta Frutos Soriano. A esta charla asistimos Teresa, como coordinadora del club de lectura "La colmena", que también fue invitado al acto, y yo, en calidad de amiga de la "jefa".

Eloy leyó algunos poemas que resultan emblemáticos dentro de su obra como "La playa", "La luz no te recuerda" o "En mitad de la noche". También nos leyó sus nuevos poemas del libro recientemente publicado: "Oir la luz" de Nuevos Textos Sagrados de Tusquets, dirigida por el poeta, escritor y profesor Antoni Mari. Estos nuevos poemas abandonan el tono elegíaco que caracteriza su obra poética, tornándose hacia la celebración de la vida. Además, tuvimos la ocasión de escuchar poemas inéditos.

Al finalizar el acto, los chinchillanos nos invitaron a bizcochos y mistela y tuvimos la oportunidad de charlar de forma distendida con el autor, siempre tan cercano y tan amable.

Teresa, Eloy y yo (abajo, a la derecha)

Un poema de Eloy, publicado en un tríptico especial para la ocasión:


EL VIAJE

Saber que estás ahí, mientras trabajo

en el cuarto de al lado, mientras busco

a solas el poema, me estimula,

me da ilusión y fuerza y esperanza.



Yo me voy a mis sueños y me adentro

por inciertas regiones en las que nunca estuve.

No admite compañía esta aventura:

es preciso estar solo para hallar lo que importa.


Me pierdo en ocasiones, pero a veces encuentro

extrañas maravillas que nadie ha visto antes.

Por favor, no te vayas y espera mi regreso;

tu serás cuando vuelva, la primera en mirarlas.





Parque de Abelardo Sánchez, viernes 7 de Noviembre

El viernes me levanté de un fotógrafo subido y estuve haciendo fotos indiscriminadamente. Uno de mis modelos favoritos, el parque, estaba tan precioso que no se libró de mi afán por inmortalizar su belleza. Aquí dejo unas cuantas imágenes, para quien quiera pasearse (aunque sea virtualmente) por uno de mis lugares favoritos.



El paseo es como andar por una catedral gótica.


Dos hombres charlan mientras que sus perros marcan las distancias.




¿Veis la ardilla?



La carpa de "La Caixa", con la exposición sobre el hombre del Neolítico... esta mañana la estaban desmontando.

La intrépida fotógrafa (o un trozo de ella)


Espero que os haya gustado.

domingo, 9 de noviembre de 2008

Nanas


Una compañera de trabajo me ha hablado de esta página, donde una chica de Albacete vende estos broches tan "cucos" de muñecos hechos con fieltro. Lo he visitado y me ha parecido gracioso, así que lo incluyo en el vino del estío, como una debilidad más de mi lado más infantil.

La típica enfermera, con cofia incluida. Debe ser de clínica de pago, porque las del SESCAM no son así. Al menos no las he visto.
Un lindo gatito azul, como los pitufos (y un poco rarito, con tanto corazón rosa)
Una muñequita afroamericana, o afroeuropea o afro ... desde que no vale decir "negra" simplemente, esto es un lío gordísimo.

Todas las fotografías las he "cogido prestadas" de la página:

jueves, 6 de noviembre de 2008

Un soneto tonto ...


Mi profe pide escribir un soneto
Con la palabra “dios” como clave
Aunque prefiera escribirlo con “llave”
Para acabar bien el primer cuarteto.

Pero ha dicho “dios” y cómo meto
La palabra en medio de esta nave
Donde entre tantas aguas no cabe
Vocablo tan profundo y tan concreto.

Pues nada, con la tozudez de un mulo
Más esta pluma guiada por Apolo
El primer terceto ya me lo pulo.

Y ¡voilá! El fin llegó ¡Cómo molo!
Y aquí pongo el “a-dios” con disimulo
Y si no gusta, que le den … otro soneto.

Una leyenda urbana


En el lejano país del que vengo, existe la leyenda de que en cien años una muchacha del pueblo llano, que proceda de una familia normal sin tener por qué ser de noble linaje, que estudie su carrera y se case y más tarde se divorcie si así lo desea, algún día obtendrá el amor de un príncipe verdadero.
Para ello, no necesitará zapatillas de cristal, ni manzanas envenenadas, ni siquiera una trasnochada hada madrina. Sólo presentar el telediario en esa hora tonta en la que algún príncipe, aburrido y cansado de su solitaria vida, haga zapping desde el cómodo sillón de su fastuoso palacio

lunes, 3 de noviembre de 2008

Nieves Concostrina en Albacete


A estas alturas, con tanta calavera, jalowin (me copio la palabra que ha escrito Marisa porque me parece de lo más interesante) y demás cosas de muertos, os vais a pensar que estoy hecha una macabra.


Y más cuando os diga mi celebración particular de este fin de semana. Me fui a una conferencia que daba Nieves Concostrina con motivo del "Carpe diem". ¿Que qué es esto? Pues una alternativa a todo el montaje de estas fechas que se han sacado de la manga en el Ayuntamiento de Albacete (somos más chulos que un ocho). Se trata de celebrar la vida, ante tanta muerte, y el broche de oro lo ha puesto Nieves, a quien escucho en el programa de Pepa Fernández: "No es un día cualquiera" (soy fan de Pepa).


Me gustó ver a Nieves, con su voz tan característica y todas esas cosas tan interesantes que cuenta de los que ya no están aquí. Pero ya sabeis, todo gira en torno a la muerte.


Para quien quiera saber más, la página de Nieves:


Las mujeres vampiro de Victoria Francés



Hace un tiempo ya hablé de Victoria Francés. Su mundo, lleno de belleza y de misterio, pasa muchas veces por los cementerios. He conseguido una foto de ella misma, también en un cementerio.



Enredándome por estos mundos virtuales, he encontrado un interesante blog de alguien que en su día también la descubrió:



Y un enlace a la página de Victoria:


Y así podríamos seguir hasta el infinito.

Ella misma aparece dibujada como una más en sus inquietantes historias, donde aparecen mujeres de gran belleza atormentadas por extrañas pasiones.

Una gata curiosa a veces reflexiona

Una gata curiosa a veces reflexiona
mientras pasea por la calle Ancha

Dientes que león que volaron lejos o cerca ... ¿alguno te ha llegado?

El gato de Cheshire...

El gato de Cheshire...
o su sonrisa

Instituto Cervantes

Espéculo

Espéculo
Revista literaria

¿Alguien ha visto mi ratón?

¿Alguien ha visto mi ratón?
Si tienes gato, esto te puede pasar a tí

Si un perro salta a tu regazo es porque te aprecia...

Si un perro salta a tu regazo es porque te aprecia...
...pero si un gato hace lo mismo es porque en tu regazo se está caliente. A.N. Withehead

Dientes de león desde 7 de septiembre de 2010

Dientes de león

Dientes de león

¿Desde donde te trae el viento ... ?