miércoles, 23 de septiembre de 2009

Historia de un muro




Los muros son lugares interesantes que a veces pasan desapercibidos. Este de la foto es uno que veo todos los días, en mi camino al trabajo. Está entre la calle San Antonio y Pablo Medina, y pertenece a un antiguo edificio, todo viejo y destartalado, donde todavía ondea una bandera de la Falange.

En los muros se cuentan historias. Unas tienen pretensiones de durabilidad en el tiempo, como el caso de las pintadas. Pero este muro alberga carteles. Que se cambian casi todos los días. Unos van pegándose encima de otros y luego a luego ves una capa de cartón que amenaza con despegarse.


A mí me gustaría contar la historia de este muro, de los vestidos que se pone día a día. Porque lo veo cambiar y me he detenido a escucharlo. Por ejemplo, este habla de la Feria. Anuncia el circo, los toros y otras actuaciones que han venido en este tiempo.


¿Os gusta mi propuesta? Sólo me queda explicar una cosa, a los que no sois de aquí: no penseis que es peligroso pasear por Albacete. No sé por qué estos dos buenos mozos llevan casco, pero han aparecido justo cuando disparaba la foto.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buena entrada, Toñi.
Yo también suelo fijarme en los carteles de las paredes y, aunque la mayoría son de espectáculos, a veces hay carteles muy curiosos.

Antonio

Teresa dijo...

Totalmente de acuerdo con Antonio. Me gusta mucho tu entrada, y es verdad que los muros reflejan una historia cotidiana que da la sensación de pasar desapercibida para la mayoría de la gente.
En mis tiempos de viajera del Metro, mientras llegaba el tren, me entretenía mucho en mirar los carteles publicitarios y especialmente los comentarios que la gente ponía a boli en alguna esquina. Había cosas verdaderamente sorprendentes...
;D

Toñi dijo...

Gracias, amigos.

La verdad es que llevo mucho tiempo fijándome en esos carteles. Algunos son muy chulos, sí.

Tengo unas fotos bastante interesantes que espero poner pronto.

Ya las vereis. Un beso.

Edurne dijo...

Totalmente de acuerdo con Antonio y Teresa, me ha gustado mucho esta entrada. La verdad es que yo también me fijo bastante en los carteles, y ese edificio en concreto está lleno de ellos y cambia continuamente de apariencia. Son historias que se solapan, tienen un tiempo, su tiempo, y luego otras toman su posición y protagonismo, quedando las de abajo en el olvido. Como la vida misma, lo nuevo sustistuye a lo viejo, el joven al anciano. Y después, todo se hunde en el olvido.
Un beso.

Una gata curiosa a veces reflexiona

Una gata curiosa a veces reflexiona
mientras pasea por la calle Ancha

Dientes que león que volaron lejos o cerca ... ¿alguno te ha llegado?

El gato de Cheshire...

El gato de Cheshire...
o su sonrisa

Instituto Cervantes

Espéculo

Espéculo
Revista literaria

¿Alguien ha visto mi ratón?

¿Alguien ha visto mi ratón?
Si tienes gato, esto te puede pasar a tí

Si un perro salta a tu regazo es porque te aprecia...

Si un perro salta a tu regazo es porque te aprecia...
...pero si un gato hace lo mismo es porque en tu regazo se está caliente. A.N. Withehead

Dientes de león desde 7 de septiembre de 2010

Dientes de león

Dientes de león

¿Desde donde te trae el viento ... ?