martes, 10 de noviembre de 2009

Citas en Barrio Sésamo

Después de una noche loca me ofrecí a traerle el desayuno a la cama.

- ¿Qué quieres desayunar, amor?

- Galletaaaaaaas - me gritó de tal manera que pensé que los vecinos se iban a enterar bien de lo del desayuno.

Es un bestia, pensé, pero me gusta la energía que le pone a todo. Preparé un plato lleno de galletas maría y un enorme tazón de leche con colacao. Acabó con todo en un santiamén.

- Más galletaaaaaaaaaaaaaas.
- Claro que sí, guapo. Ahora mismo te traigo más.



Me ha llenado la cama de migajas. Ha acabado con una caja de galletas de siete kilos y todavía no parece satisfecho. Es insaciable, mi monstruo favorito. Pero a mí no me importa ... porque es así de intenso para todo.

*** *** ***

Me pareció interesante una cita a dos bandas. El tipo de color amarillo resultó muy serio y bastante redicho y el de color anaranjado, dulce y juguetón. Me divertí mucho viéndolos discutir en la cena y pensé en qué me comería primero de postre: dulce de naranja o sorbete de limón.



Pero cuando planteé (muy sutilmente) eso de ir a la cama me abrieron (sin ninguna sutileza) la del sofá. Qué tíos tan raros, pensé, cuarenta años juntos, durmiendo juntos en la misma habitación en camas gemelas y la única compañía que es bien recibida en ese cuarto es nada menos que su patito de goma.




*** *** ***

Quedé a cenar con Coco en un bonito restaurante del centro de Barrio Sésamo. Un lugar muy acogedor, ideal para una pareja de enamorados. A la luz de las velas parecía una cena muy romántica, pero cuando me miraba con sus enormes ojos fijos me daba la risa.

¡Ay, Coco! Eres esmirriado, pensé, estás calvo y eres demasiado bajito para mi gusto. Pero contigo aprenderé por fin y para siempre esos difíciles conceptos de: (dentro)/)fuera( - arriba/abajo - lleno/vacío - cerca / leeeeejoooosss ... repetidos una y otra vez, una y otra vez ...

*** *** ***






Me gustan las ranas y quedar con él me daba bastante morbo. Pero cuando me cité con Gustavo no me imaginaba que me iba a montar todo ese despliegue mediático, mezcla reality show y gran hermano, cámaras, tertulianos y una señora muy fea dando gritos porque ella ya tenía cinco o seis renacuajos esperando que les reconociera como padre... fue horrible, la verdad.

Es que me está bien empleado porque ... ¿a quién se le ocurre tirarle los tejos a la rana Gustavo, el reportero más dicharachero de Barrio Sésamo?



*** *** ***
Espero que nos os escandaliceis con todos estos despropósitos. Pero es que los chicos de Google me tienen loca, publicando cada día su conocido logo con una imagen de mis personajes favoritos de Barrio Sésamo.

Parece que fue ayer y han pasado 40 ...

Feliz cumpleaños!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
(Qué bien os conservais ;-)





Para seguir leyendo:

Y también muchas cosas en este blog

6 comentarios:

Pepi dijo...

No me digas que ya tienen cuarenta años? ¿entonces cuántos tengo yo?. Bueno mejor lo dejamos. Que a mí me encantan y eso es lo que importa, la rana es la que menos me atrae, pero Coco es mi perdición. Si otro día quedas con él avisa. Besitos de sésamo. Pepi.

Paula dijo...

Definitivamente yo también me quedo con Coco, aunque quién sabe, a lo mejor al besar a Gustavo se convertiría en príncipe y todo...
Por cierto, ¿sabéis que siguen echándolos en Play Hoyse Disney? Nosotros no nos los perdemos ningún día después de comer.

Teresa dijo...

Qué bueno, Toñi. Echábamos de menos tus cenas pero ya veo que no has perdido el tiempo en tu escapada al Barrio Sésamo.

Yo también me quedo con Coco, y también con Epi; me encantaba lo cansino que llegaba a ser, siempre tocándole las narices a Blas. Gustavo y Peggy también formaban una entrañable pareja (cuidado con montar el trío, puede resultar muy salvaje).

En fin, muy divertida tu crónicas, reportera dicharachera. ;D

Mercedes Kotori dijo...

¡¡¡¡¡juaaaaaaaa!!!!!¡¡¡Toñi, como me gusta retomar estas historias picantes tuyas!!! Las añoraba... son geniales, divertidas, distendidas, sexis.... eres genial... Nunca imaginé esta faceta de Barrio Sésamo y me parto de la risa....

Un abrazo muy,muy fuerte y sigue así de pizpireta.

Mercedes

Edurne dijo...

Bueno, bueno, bueno, y luego soy yo la pervertida. Seduciendo a los monstruitos infantiles ¿eh? Pues que sepas que me has traumatizado más que el día que supe que Epi y Blas eran pareja de hecho. Mi personaje favorito es, por supuesto, el gran Coco y sus papeles de : el sherif Coco y la jaca Paca (extraña relación, jeje)y Supercoco, con capa y todo, era de lo más cachondo. La rana la veía un poco rarita, nos salió rana, jajaja. Me encantaba la canción esa de: manamaná, pachurichuri, manamaná, pachurichúuuuuu, manamaná...., en fin, una pedazo de tema cantado por un medio hippy loco y unas coristas geniales. eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee, también me acuerdo del monstruo de las galletas, aunque siempre pensaba: "pero si no se come ninguna, sólo tira las migas", en fin, cosas de cria. El conde Draco, también muy bueno. Pero no me gustaba nada ni la gilipollas de la gallina Caponata del principio, ni el mariconazo del Espinete y don Pinpon ni te cuento, jajaja. Pero creo que Barrio Sésamo ha sido el mejor programa infantil que ha salido por la tele. Feliz cumpleaños, ha sido un placer, sobre todo para ti,¿eh, Toñi?.
Besos.

Toñi dijo...

Hola chicas!!

Me alegro de que os haya gustado mis devaneos con los muñecos de Barrio Sésamo.

Y ya veo que Coco triunfa como si fuera el George Clooney de los teleñecos ... jejejeje, eso está bien.

Pepi: cuando quede con él te avisaré, para que repases lo de arriba-abajo ... etc. A mí ya me ha quedado claro. Coco es muuuuuuy bueno explicando las cosas.

Paula: cuidado con Gustavo, que es un cotilla. No sabía que seguian echándolos, pero mi hijo ya está muy mayor para verlos (se los ha perdido :-(

Teresa: a tí lo que te gusta de Epi es que se pasa la noche insomne ... se puede aprovechar mejor que para tocarle las narices a Blas ¿verdad? ;-)

Mercedes: gracias, muchas gracias. Espero que los de Barrio Sésamo no se ofendan, claro que, si tienen 40años ya es hora de que salgan de copas, alguna vez ¿no? ;-)

Edurne: me encanta todo lo que cuentas. Coincido contigo ... Lo del monstruo de las galletas, es cierto, no come nunca. Sólo lo deja todo perdido, qué tío más escandaloso. Siento haberte traumatizado (y eso que no conté la juerga con el de Maná-maná (chuchuchururu ...) ¿a que sale la melodía? ¿a que sí? ¿a que no puedes parar? Maná - maná ...

Un beso para todas y muchas gracias por vuestros amables y divertidos comentarios.

Una gata curiosa a veces reflexiona

Una gata curiosa a veces reflexiona
mientras pasea por la calle Ancha

Dientes que león que volaron lejos o cerca ... ¿alguno te ha llegado?

El gato de Cheshire...

El gato de Cheshire...
o su sonrisa

Instituto Cervantes

Espéculo

Espéculo
Revista literaria

¿Alguien ha visto mi ratón?

¿Alguien ha visto mi ratón?
Si tienes gato, esto te puede pasar a tí

Si un perro salta a tu regazo es porque te aprecia...

Si un perro salta a tu regazo es porque te aprecia...
...pero si un gato hace lo mismo es porque en tu regazo se está caliente. A.N. Withehead

Dientes de león desde 7 de septiembre de 2010

Dientes de león

Dientes de león

¿Desde donde te trae el viento ... ?