jueves, 19 de agosto de 2010

Cena con Mr. Big

Contigo he cenado innumerables noches ... pues son tantos los años que llevamos juntos que para qué te voy a contar. Cuando te conocí supe desde el primer momento que tú eras el hombre de mi vida ... y así ha sido. Y desde entonces hemos tenido momentos de todo tipo, desde divertidos hasta románticos, trágicos, tiernos ... momentos nuestros.

Pero nunca hemos cenado como a mí verdaderamente me gustaría.

Y eso es debido a que nunca me he mostrado como realmente soy. Qué pena, Big, pero es así. Y cualquiera cambia ahora...

Tú crees que soy moderna, sotisficada, elegante. Que siempre estoy impecable, bellísima... 
Claro que yo misma me he construido el papel. Que si Vogue, que si los Manolos, que si menos de Tifanys ni se te ocurra... Y he dicho tantas mentiras que a ver cómo voy a salir de todo esto. Ahí tienes mi imagen de chica perfecta. La chica fabulosa.

Pero en realidad...

Me gustaría que cenáramos en un merendero de pueblo. Huevos con patatas fritas. Caracoles pequeños. Forro asado. Un bocata de morcilla. Un platico de guarra partida. No estaría nada mal regar todo eso con un tinto de verano, pero no me pidas un vino bueno, que eso es desperdiciar. Un clarete no vendría mal ... bueno, si nos ponen Don Simón tampoco vamos a enfadarnos, ya verás cómo al final cae. De postre una tarta al güisky ... y ya que estamos con los licores, que nos vayan trayendo unos orujos de hierbas bien frescos para hacer bien la digestión.

Big, que te me estás atragantando con el porrón de mistela... ¡Ay, la falta de costumbre! Respira, hombre. Mira que eres agonías. Bebe despacio. A todo esto, qué daño me están haciendo estos Manolos. Menos mal que me he echado en el bolso unas alpargaticas de esparto que me van a venir muy bien ahora para la vuelta a casa. Eso sí, Big, y esto te lo digo en serio. Lo que viene después de la cena, lo quiero como todas las noches ¿eh? Advertido quedas. No me digas luego que el Don Simón te ha dado dolor de cabeza y te me des la vuelta a media faena, no vayamos a tener un disgusto.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Jaj,ja,ja! Mira que me he reído con tu cena compartida con el señor Big. La verdad es que si pasa la prueba de mantener el tipo después de una de esas digestiones se merece un Oscar, por lo menos.

De todas formas con esa imagen tan snob me cuesta imaginármelo veraneando en Alcafrán, cambiando el yacuzzi por la alberca y los sombreros por los socorridos pañuelos de cuatro nudos... Pero quién sabe, a lo mejor es una manera de renovar la serie... Ahí queda el reto. :D

Teresa dijo...

Por cierto, ea yo, Teresa :D

jorge dijo...

No hay cena mejor que unos buenos huevos fritos,

Y no hay mejor manera de celebrar la post cena que friendo bien unos huevos.

Eso si, el tipo ese no me gusta nada. Me parece un fallo de casting (eso o que no habia dinero y este salia barato).

Elsa dijo...

¡Hola Toñi!

Muy divertidas tus cenas! Me divierto mucho leyéndote ...

Un beso

Toñi タンポポ dijo...

Tienes razón, Teresa. Le han dado tanto glamour al personaje que lo que he hecho es una barbaridad. Sin embargo, era divertido ponerlo en esa tesitura ... es que hay que romper un poco todo ese aire tan magnífico que le dan a la serie, como si la vida de verdad fuera perfectísima. Algún día (digo yo) tendrá Carrie que bajarse de esos taconazos ¿o qué?

Jejeje, buen juego de palabras, Jorge.

A mí sí me gusta el actor en ese papel. Es diferente y tiene unos gestos muy divertidos. No absolutamente guapo, pero tiene un ... algo. Y le sientan muy bien esos trajes de Armani.

Gracias por tu comentario, Elsa. Espero que te hayas divertido con este pequeño disparate.

Un beso para los 3.

Una gata curiosa a veces reflexiona

Una gata curiosa a veces reflexiona
mientras pasea por la calle Ancha

Dientes que león que volaron lejos o cerca ... ¿alguno te ha llegado?

El gato de Cheshire...

El gato de Cheshire...
o su sonrisa

Instituto Cervantes

Espéculo

Espéculo
Revista literaria

¿Alguien ha visto mi ratón?

¿Alguien ha visto mi ratón?
Si tienes gato, esto te puede pasar a tí

Si un perro salta a tu regazo es porque te aprecia...

Si un perro salta a tu regazo es porque te aprecia...
...pero si un gato hace lo mismo es porque en tu regazo se está caliente. A.N. Withehead

Dientes de león desde 7 de septiembre de 2010

Dientes de león

Dientes de león

¿Desde donde te trae el viento ... ?