miércoles, 29 de julio de 2009

Mi cena con Gladiator





Os voy a poner en situación: estamos en Birmingham, Alabama, una noche de julio, cita romántica con un americano bien guapetón, todo un caballero que esa noche me quiere agasajar con una cena por todo lo alto en el mejor restaurante de la ciudad.
Luz de las velas, manteles de hilo, rosas rojas sobre la mesa, música de violín (de un tío muy pesado al que hay que darle unos dólares para que nos deje tranquilos) ... Se acerca un camarero vestido impecablemente de pingüino (estamos en un restaurante de lujo, que a nadie se le olvide) y nos entrega con mucho garbo (¿y un poco de pluma, tal vez?) la carta de vinos. Mi acompañante posa sus ojos azules en ella (bueno, lo he escrito como si los ojos fueran una mariposa, pero es que ¡la escena es tan de película!) y me dice mirándome con intensidad: "¿Cual prefieres querida? ¿Un cavernet sauvignon, quizás?" (bueno, esto me lo dice en inglés, así que vuelvo a empezar)

- What do you prefer, my darling? A cavernet sauvignon, perhaps?

- Oh, I don´t care. But red wine, please.

- What about this one: Cycles Gladiator"? It seems good, doesnt´ it?


"Ostras pedrín, Cycles Gladiator", pienso, mientras rememoro golosamente algunas imágenes del Russell Crowe en la película "Gladiator. " Con una sonrisa encantadora le respondo al american boy:

-OK.

(¿Que no es romántica la respuesta? Pero se ha entendido ¿no?)

Bueno, sigo con la escena. El americano pide el vino. Mientras esperamos, me coge de la mano ... y yo observo que sí, un poquito, se le parece a Russell Crowe. Y también pienso que después de tres copas de vino Gladiator se le parecerá mucho más...
Se acerca el camarero. Espectación. Ceremoniosamente, nos enseña la botella y vemos la etiqueta:



Y resulta que es el vino prohibido. Aquel que han censurado en Alabama porque dicen que la etiqueta es demasiado "caliente". La ninfa desnuda y pelirroja de la bicicleta, dios mío y cuánta tontería hay en esta tierra (americana).



Mi cowboy es de lo más puritano y exige que venga la policía. Qué inmoralidad, dice. Bueno, lo dice en inglés, pero yo ya estoy corriendo en dirección a la puerta del restaurante, dejándolo plantado con su indignación y su tontería, muy segura de que si la cosa empieza así... el final puede ser catastrófico.

Y todo esto porque he leído esta noticia en el periódico. Sobre el "vino caliente" (y no nos referimos al del estío, un vino por lo demás amable, dulce y que se bebe sin emborrachar)

10 comentarios:

Mercedes dijo...

¡¡¡¡Muy bueno Toñi!!!! ja,ja,ja... todavía me estoy riendo.... si es que dónde esté un buen tinto... de Albacete, o de un sitio calentito de nuestra tierra, que se quite lo demás... vamos que hiciste bien en salir corriendo hacia la puerta y dejar que la poli se apañara con el yanqui aquél, por mucho que se pareciera a Gladiator... por cierto, si no recuerdo mal, en la peli, ¿no era un macho ibérico de pura cepa?.... Ya sabes... en ningún sitio como en casa, je, je...
Besitos, Mercedes

jorge dijo...

Muy bien tu ingles, muy bien tus decisiones... buenoooooo.

Quizas la proxima vez que quedes a cenar en USA elije una ciudad con mas glamour. ¡¡Las hay!!

Espero que a pesar de salir corriendo no te olvidaras de llevarte la botella de vino ¡¡!!

Toñi dijo...

Pues sí, Mercedes. Donde esté el vino de la tierraaaaa, que se quiten los demás. Que hay que hacer patria.

Un beso.

Toñi dijo...

¿Qué, Jorge, qué te "paece" mis experiencias con los americanos?

La etiqueta es muy chula, ¿eh? pero mira que son estrechos de miras, los yankis estos.

Sitios con más glamour, pues sí, hay que ser paleta para irse a un sitio así... y con esas mentalidades. Para eso me quedo en Albacete.

Que ya lo dice la canción: "A la Mancha, manchegos, que hay mucho vino, mucho pan, mucho aceite y mucho tocino"

No hace falta volar tan lejos.

Pero es divertido.

Un beso.

A.Tapadinhas dijo...

A julgar pelos comentários dos amigos que são espanhóis e, portanto, não fazem confusão com a lígua, essa cena passou-se de verdade...

E eu acredito, porque sei que a América é um mundo de contrastes...

...o último é Bush e Obama!

Beijo.
António

Edurne dijo...

Muy bueno, Toñi. La verdad sea dicha: es muy tentador eso de cenar con Gladiator, o con alguien parecido no seamos exigentes, pero claro si luego asoma la tontería, mejor recojes las bragas y el vino y te vas, jajajaja. Ea. Estos americanos son la leche.
Besossss

Club de Escritura "La Biblioteca" dijo...

Hola Antonio!!

Menudo contraste, Bush y Obama... y no sólo por el color de la piel, que sería un chiste muy fácil.

Y todo por una etiqueta de vino...

Kiss.

Toñi

Club de Escritura "La Biblioteca" dijo...

Dí que sí, Edurne. Mejor sola que mal acompañada (de alguien lo suficientemente corto de miras para no admirar a esa pelirroja en bicicleta)

El buen humor y la inteligencia por delante. Da igual que fuera Gladiator.

Un besoooo.

Toñi

SUSANA BENET dijo...

Un relato delicioso, Toñi.

Toñi dijo...

Gracias, Susana.

Un beso.

Una gata curiosa a veces reflexiona

Una gata curiosa a veces reflexiona
mientras pasea por la calle Ancha

Dientes que león que volaron lejos o cerca ... ¿alguno te ha llegado?

El gato de Cheshire...

El gato de Cheshire...
o su sonrisa

Instituto Cervantes

Espéculo

Espéculo
Revista literaria

¿Alguien ha visto mi ratón?

¿Alguien ha visto mi ratón?
Si tienes gato, esto te puede pasar a tí

Si un perro salta a tu regazo es porque te aprecia...

Si un perro salta a tu regazo es porque te aprecia...
...pero si un gato hace lo mismo es porque en tu regazo se está caliente. A.N. Withehead

Dientes de león desde 7 de septiembre de 2010

Dientes de león

Dientes de león

¿Desde donde te trae el viento ... ?